¿Cómo dar los primeros pasos para emprender?

1. Identifica el valor agregado de tu proyecto.
Es importante identificar y fortalecer las características que te hacen diferente a los demás, así como entender cuál es la solución que tu futuro medio aportará a determinado problema o necesidad.


2. Diseña un modelo de negocio
Gran parte del éxito de un proyecto se basa en la planificación de un modelo de negocios que tenga en cuenta las posibles fuentes de ingreso, las características de la audiencia a la que está dirigido y los valores que se quieren transmitir.


3. Diversifica las fuentes de ingresos
Es ideal que los ingresos provengan de distintos sectores y que puedan complementarse para sostener un negocio rentable. Hay múltiples formas de generar ingresos que provengan de la misma audiencia, pero eso requiere forjar lazos y generar comunidad.


4. Arma un equipo diverso
Como en todo equipo de trabajo, debe haber variedad de perspectivas y de conocimiento. Un equipo de profesionales heterogéneo, que no provenga exclusivamente del campo de la comunicación, pero que esté comprometido con los valores y los propósitos del proyecto, le dará mucha más fuerza a tu trabajo.

5. Busca financiamiento
La propuesta debe ser clara y medible, basada en tus medios y tus objetivos, que genere confianza y que permita al inversor visualizar su propia ganancia.


6. Mide tu costo operativo
El costo operativo de cualquier empresa refiere a los gastos fijos de funcionamiento. Es importante tener en cuenta esta variable y compararla con tus posibles ingresos. De esa manera, podrás saber cuánto dinero podrás invertir en el desarrollo de tu proyecto, para generar un mayor alcance.


7. Fomenta una relación con tu audiencia
Gran parte del funcionamiento a largo plazo de un medio se basa en la generación de lazos con la audiencia que vaya más allá de la simple comunicación. Crear comunidad significa identificar el sector más fiel de los consumidores y fortalecer una relación recíproca que tenga en cuenta sus intereses.


8. Innova y establece objetivos
Debes innovar en todos los planos de tu producto: en su distribución, su contenido, su relación con los usuarios, etc. La definición de objetivos a corto y a largo plazo permite ordenar prioridades y llevar un mejor control del proceso de crecimiento de un proyecto.


9. Predice y evita los errores
Es necesario tener presente esto que un proyecto tiene tantas posibilidades de fracasar como de tener éxito. Debemos poder ser autocríticos para identificar las fallas o debilidades que pueden llevarnos por mal camino y adelantar posibles soluciones o cambios de enfoque.


Fuentes:

Red Internacional de Periodistas (IJNet)

Enrique Bullido (Periodista y emprendedor)